lunes, 30 de noviembre de 2009

Paseo de Izaña al Puerto de la Cruz.

Ayer estrené alas, una Infinity III de U-Turn. El plan de vuelo era una ruta que ya había realizado antes. De Izaña al Puerto de la Cruz. Salida a 2300 metros de altura y llegada al nivel del mar. Distancia recorrida unos 14 kilómetros, sobrevolando el Valle de la Orotava.
Despegué a las diez de la mañana con el Valle despejado. En el horizonte, sobre el mar, pequeñas nubes lejanas.  Apenas llevaba 5 minutos de vuelo cuando ante mi empezó a formarse, como por arte de magia y saliendo de la nada, una nube descomunal que creció hasta cubrir la mayor parte del Valle. ¡Acojonante! Y cuando digo acojonante no es fabuloso, sino que me acojoné. Cuando llegué a la nube parecía que iba a chocar con una montaña gigante de algodón. A pesar del acojonamiento puede admirar la grandiosidad de la nube, que tenía dibujado en su base un arco iris circular. Estuve dentro de aquella inmensidad cinco minutos interminables, ¡no se veía nada!, todo era blanco a mi alrededor, frío y húmedo, y se oía en el ala un ruido como de TV analógica sin señal.  ¡Estaba experimentando “la oscuridad blanca” de la que ya había leído.  La prioridad era no perder el rumbo para no terminar dando vueltas sin sentido  dentro de aquella nada.
Bueno, pero como uno es un aventurero intrépido y aguerrido, que resuma donaire y gallardía por los cuatro costados, je, je, je , vamos, un macho ibérico en ciernes, me crecí ante la adversidad y haciendo uso de mi ojo de halcón (y una brújula que llevaba, detalle que no es baladí) escapé de la nube y seguí mi vuelo hasta aterrizar suavemente, como una pluma mecida por el viento, en la explanada del muelle del Puerto de la Cruz.
He perdido otro miedo.
No tengo fotos, porque ahora mis prioridades son llegar de una pieza al destino, pero habrá desde que le coja bien el tranquillo al asunto.

Como ésta es mi birlocha.



Y como esto es lo que se veía dentro de la nube.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Unos Fotingos para Manolo

A veces cuando paseas te encuentras alguna sorpresa. LLevar la cámara preparada evita perder fotos interesantes.



 

 

 
 

martes, 24 de noviembre de 2009

Flores para Elenita.

Como Antoñito no es celoso le voy a regalar flores a Elenita y de camino a tirarle los tejos, y si cuela, cuela. Elenita es preciosa, y además una madre sensible y cariñosa. Cualquier niño sería feliz en sus brazos. Ejem, y algún adulto también. Además tiene una madre en Parla que cocina como los ángeles. Antoñito, cuídala. Como te despistas te quedas sin ella y sin las comidas de su madre los fines de semana. ¡Avisado quedas, y quien avisa no es traidor!



 

 

 


Flores para Begoña

Begoña es una hermosa flor en un campo de hierba verde en primavera. No es peligroso regalarle flores, Iñaki no es celoso, de hecho insistió en que me la trajera conmigo a la isla. Ella no dijo que no y a mí el plan no me disgustaba. Así que tengo una idea: Begoña, como a "ese hombre" no le gusta viajar, le compras una bolsa de pienso de 20 kilos y lo dejas en Bilbao. Te vienes tu solita al Oh Menage, ¡verás que bien lo vamos a pasar sin "ese hombre" dándonos el coñazo!
Gracias por las fotos de Barrika y Arrietara. Cuando toque el Oh menage por esas tierreas me llevo el parapente.



 

 

 

Flores para Luna

Luna es un huracán alegre, divertido, con una fuerza inconmensurable. Reparte alegría por donde pasa y contagia su vitalidad. Toda ella es risa, una mujer fantástica llena vivencias, que ama a la vida y la vive a consciencia. Nos abrazamos, busque su mirada y vi que era auténtica.



 

 

 

 

lunes, 23 de noviembre de 2009

Paseo por Icod el Alto

El paseo de ayer fue por la zona de Icod el Alto. Unos quince kilómetros que recorrí en 5 horas. Icod el Alto es un barrio del Municipio de los Realejos. Zona de papas bonitas, fue el lugar de origen de penetración de las papas hacia Europa en el siglo XVI. En Icod el Alto se aclimataron las papas traídas de los Andes para ser posteriormente introducidas en Europa.





 

 

 

 

 

 

 

 


domingo, 22 de noviembre de 2009

Mencey Bentor

A finales del siglo XV, tras la Segunda Batalla de Acentejo que dio fin a la conquista de Canarias, el Mencey Bentor se negó a entregarse a las tropas de Fernández de Lugo, Adelantado de los Reyes Católicos (y antepasado de Malatesta),  y se suicidó según el ritual guanche despeñándose por la ladera de Tigaiga. Al borde de la ladera tiene esta estatua.







Como Monty P. quiere que le ponga a La Princesa Dácil ahí va. Pero que conste, la Princesa Dácil fue una traidora. Se casó con un invasor, el capitán de caballería Gonzalo del Castillo y se cambió el nombre por Mencías.  La foto es bastante mala pero no tengo otra.



Flores para Rosanna

Voy a regalarle flores a Rosanna. Guapa, esbelta, elegante, con unos ojos preciosos. Creo que no le he regalado antes, pero no ha sido por falta de ganas, sino por salvaguardar mi integridad física. Siempre la he visto al lado de un tipo de mirada fiera, que responde al nombre de Siamés. Dicho sujeto me saca un cuerpo de alto y otro de ancho, ¡cómo para intentar camelarle la novia! 
Rosanna, si el Siamés se encabrita juraré por mis muertos que esas flores no son mías.



 


sábado, 21 de noviembre de 2009

Flores para Smg310

Es un señor, afable, sonriente. Es humano, entrañable, atento, diligente.
También es guapo. ¡Y con un gran corazón! ¡Vamos, un capo en toda regla!
Yo sólo le encuentro un defecto, tanto fumar le está cascando la voz.
¡Ah, y se viste como un pincel cuando va al médico!




 

 

 


viernes, 20 de noviembre de 2009

Flores para Mercedes

Muchachos, Mercedes se mueve con  un gran desparpajo en el blog, ¡pero es tímida!, muy tímida. Tiene unos ojos grandes, soñadores, que miran buscando respuestas. Siempre media sonrisa en la boca escondiendo su timidez…, y escuchando.
Casi no oí su voz, pero le di un abrazo. 




 

 




jueves, 19 de noviembre de 2009

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Flores para Maribel.

¡Estaba ahí y yo sin regalarle flores! Se llama Maribel, la sonrisa constante, los ojos expresivos, el cariño en sus gestos, tierna, dulce, guapa, inmensa.
Sergio, puedes considerarte el hombre que más envidio. Si no la quieres para mi.