jueves, 30 de abril de 2009

Una flor para Javier Ortiz

Dicen que era un hombre sencillo. Más sencilla que esta flor no hay nada. Para él la flor de una solanácea.

martes, 28 de abril de 2009

Barranco de Tamadite.








Una fotito para Hwang-ho.

Hwang-ho, esto es una prueba. No estoy contento con las fotos Están hechas a pulso. Se le rompió una pata al trípode y están algo trepidadas. A ver si sabes lo que es. Están relacionadas con la informática.







domingo, 26 de abril de 2009

El Mar..., o La Mar.

Hoy fui a pasear a Afur, en el Macizo de Anaga. Llegamos a Tamadite, de allí son estas fotos.







Por el camino nos encontramos con esta montaña bicorne. La Princesa la bautizó como "las Tetas de Madonna".

Un Tajinaste para Monty P.

Monty P., un tajinaste, el Echium Virescens. No tine la espectacularidad del tajinaste del Teide, pero sirve pra ir abriendo boca.

sábado, 25 de abril de 2009

Flores para Smg310.

Sin que sirva de precedente, y porque lo veo necesitado de cariño, voy a traicionar mi identidad sexual y regalarle estas floritas a Smg310. Seguramente te sentirás decepcionado, porque no llevo las intenciones del funcionario, pero con ese amante ya vas bien servido. Lo mio tómatelo como quien pone flores a un difunto..., OMenageador.







¡Coño, como se coló aquí esta afoto!

viernes, 24 de abril de 2009

Para Luna Mengüante, la hija de las flores.

Unas flores de Manzano.




Y una jara florida para tu perra. Dile que detrás hay un lindo conejo saltarín para que veas que contenta se pone.

jueves, 23 de abril de 2009

Una mariposa para Soledad

Unas flores para Joaquim

A petición de Smg310, esta flor de cardo es para Joaquim. Yo me lavo las manos. Espero Joaquim, que tengas claro donde debe ser el O Menage. Un paseito por un volcán, "por aquello de Fuego Amigo" no te lo quita nadie, amigo. Te quiero un güevo.

miércoles, 22 de abril de 2009

domingo, 19 de abril de 2009

Mosca Cojonera para Fanjul

Paseo al Roque de Taborno.

Muchachos/chachas, antes de entrar e materia una advertencia. Si alguna vez van a caminar a un bosque de laurisilva, ¡cuidadín! Casi siempre está lloviendo aunque en el cielo luzca el sol, y el camino es peligroso. Se les puede poner el culo muy malito. Miren las huellas de unas posaderas.


Y lo peor de todo es que si tienen mala suerte y la palman, aquí la gente tiene por costumbre ponerles una cruz y a algunos, incluso, un cristo. ¡Para toda la eternidad, porque no hay dios que se atreva a quitarlas!


Un día les voy a poner una recopilación de todas las fotos de cruces de difuntos que tengo. Manolo se va a ir patas abajo.

El Paseo de hoy fue a Taborno en el Macizo de Anaga, unas de las formaciones más antiguas de la isla, 9 millones de años, casi los mismos que Malatesta, ¿o era Matusalén?.
Con la ilusión de capturar un buen amanecer llegué al lugar todavía de noche, pero no pudo ser, una espesa niebla lo impidió. Me salió esto. Menos da una piedra.




El Roque de Taborno es el picacho que se ve a lo lejos. Vamos a ver si llego con las posaderas intactas.

Caserío de Taborno con el Roque detrás.


Hay que rodear el Roque de Taborno.



Me encontré a este hombre en el sendero, me acompañó durante 45 minutos. Iba a sulfatar la viña, a unas huertas que tenía tras el Roque de Taborno en el borde del acantilado, sin otro medio de transporte que las piernas. Es la única forma de llegar. Cuando vendimiaba subía la uva a cuestas. Iba maldiciendo su suerte.
¡Nos quejamos de vicio! El que me diga que los vinos canarios son caros le doy en los piños.


Seguí mi ruta y el hombre se perdió acantilado abajo por ese camino, a sulfatar sus viñas de uva blanca.


Vistas desde Taborno.





Fueron 4 horas para unos 10 kilómetros. La Princesa no me acompañó. ¡Regale uno fotos para esto!

sábado, 11 de abril de 2009

Paseo por la Montaña de Arenas Negras y Guamazo

Hoy elegí de nuevo el Parque Nacional Teide, patrimonio de la humanidad, concretamente la Montaña de Arenas Negras y Montaña de Guamazo (dos senderos en uno). Día soleado con un cielo azul intenso, mar de nueves en las medianías y los curas en sus iglesias.
Cuatro horas para unos nueve kilómetros y las fotos casi un monográfico del Teide, pero esta vez desde la cara sureste.
La zona de la Montaña de Arenas Negras es muy usada por los apicultores trashumantes, que traen a esta zona sus colmenas durante la floración de los tajinastes y retama del Teide en los meses de mayo y junio. En honor al amigo Proust, conocedor de abejas y mieles, coloco aquí el tríptico que encontré en el camino.


El sendero rodea la Montaña de Arenas Negras y tiene unas vistas estupendas del Teide y todo el Circo de las Cañadas.
A la izquierda de la foto se puede ver la cordillera sur del Circo de las Cañadas, es lo que quedó después del hundimiento del "edificio de las Cañadas" hace un montón de años, antes de que yo naciera. En el socavón que quedó, nada que ver con los socavones del alcalde Gallardón, surgieron infinidad de volcanes, el mayor de ellos el Teide.


En esta foto se puede apreciar mejor la inmensidad del cataclismo que se produjo. Se formó un valle inmenso que se llenó después por la lava procedente del Teide.


A lo lejos veo un sitio para el O Menage...



El problema es que a esta altura, mas de 2.000 metros desde el nivel del mar, los vapores etílicos obnubilan pronto el cerebro. Conviene elegir una cota más baja que estimule el consumo y sanee la maltrecha economía de la isla.
Aunque tengo entendido que Pericles sólo, es capaz de reflotar cualquier economía, ¡y a cualquier altura!





Todavía no han florecido ni los tajinastes, ni las retamas, ni el rosalillo de cumbre, que son la flora predominante de la zona, pero encontré entre las rocas este Alhelí del Teide (Erysimun scopariun) que le ofrezco a esa enamorada de la isla de Tenerife que es Monty P. (de todas formas lo del ramo de tajinastes sigue en pie).


Al final del recorrido, ya en lo alto de la montaña de Guamazo, me recibe el espectáculo del mar de nubes. Bajo ese manto blanco está el Valle de la Orotava, unos 100.000 habitantes. Habrán algunos que estén naciendo, otros que estén muriendo y muchos fornicando (¡joer, y yo aquí caminando!), vamos como en cualquier ciudad normal.



Varias capitas en la misma foto: Tierra, pinar, nubes blancas, nubes azules, mar y cielo.


Vista del Teide desde Guamazo.


Bueno, muchachos/as de Fuego Amigo, hasta la próxima.


Meditación para hoy:
Y Manolo Saco en Galicia, donde llueve a mares. ¡Menos mal que el alvariño da calores!